Pecados culinarios de la Semana Santa Mallorquina

Pecados culinarios de la Semana Santa Mallorquina

Los Crespells

Son una de las recetas típicas de Semana Santa en Mallorca. Se trata de unas galletas muy rústicas que se hacen con los recortes de la masa que se utiliza para hacer los robiols, otro de los dulces típicos de estas fechas.

Lo habitual es reunirse con la familia y amigos a hacerlos. Generalmente son los niños los que se encargan de estas galletas por ser las más fáciles de elaborar y así todos participan de la tradición.

Ingredientes

  • 100 gr de manteca, 100 gr de azúcar, 20 gr de aceite de oliva, 60 gr de zumo de naranja, 20 gr de aceite de oliva, 1 yema de huevo y 500 gr de harina floja.

Cómo hacer Crespells

Lo primero es mezclar el aceite de oliva con la manteca con las manos y deshaciéndola hasta que quede cremoso. Añadimos el resto de los ingredientes menos la harina y volvemos a mezclar hasta que obtengamos una masa homogénea.

Por último, añadimos la harina, toda de golpe. Para amasar, lo podéis hacer a mano, yo en mi caso utilicé un robot de cocina y con el brazo de amasar y lo tuve unos 5 minutos. Veréis que queda una masa grumosa tras el amasado a máquina. La unimos con las manos y la dejamos reposar unos 15 minutos.

A continuación la estiramos con un rodillo y con un grosor considerable y con el cortador de crespells (tiene forma de flor de 6 pétalos) hacemos las galletas que hornearemos durante 10-15 minutos a 180º C o hasta que estén doradas.

Tiempo de preparación | 45 minutos Dificultad | Fácil

 

Degustación

Los Crespells mallorquines son unas galletas de estilo rústico donde no importa que la superficie quede demasiado lisa. Ya os he dicho que es cosa de niños y podemos jugar con distintos cortadores para que se diviertan. Hay quien, después, funde chocolate y moja las galletas en el, es una versión también deliciosa. Esta Semana Santa poned a los críos a cocinar con vosotros y disfrutad en familia de los Crespells.

Fuente: Directo al Paladar

 

En esta época también se hacen las “panades” que son una bocado salado relleno de carne o pescado o guisantes,  y los “robiols” otro bocado dulce relleno de mermelada, cabello de ángel, crema pastelera, chocolate… ambas cosas están abiertas a la imaginación del cocinero /a.